Aguas en la Carretera…

Como planteamos al inicio de esta campaña, para abordar la primera etapa consistente en INSTRUIR, utilizamos métodos gráficos que nos permiten ordenar la información mediante el trabajo con ideas y conceptos para pensar y aprender más efectivamente.

Gracias a la participación activa de nuestros amigos del Enlace de Transporte Colectivo Foráneo, A.C., este canal de acceso a los usuarios de las carreteras federales del estado de Aguascalientes, está dando magníficos resultados y qué mejor demostración que las imágenes captadas por Gerardo Rioja de Río Limpio, cuando un conductor comercial manejaba peligrosamente cerca de uno de los más de 200 permisionarios que difunden el espíritu de “Aguas en la Carretera” a través de la entidad.


Entonces, tiene la oportunidad de leer un mensaje simple y llano que le sugiere salvar su vida y cómo hacerlo…


De inmediato, reacciona y en menos de un minuto, hemos conseguido el enrolamiento de ese conductor en la conciencia colectiva que buscamos; ahora, contamos con una persona más, cuya reflexión lo llevará a tomar decisiones más seguras al manejar.


Este es un caso de comunicación persuasiva a través de medios alternativos, que se repite constantemente por todo el estado; gracias a éste y otros métodos que expondremos más adelante, hemos logrado reducir hasta en un 30% los hechos de tránsito registrados durante el primer trimestre de 2019, lo que resulta alentador, considerando que se trata de un modelo de difusión sin precedentes en la entidad.

Agradecemos a todos quienes apoyan nuestro proyecto de movilidad segura, cuyo objetivo es salvar vidas y hacer de Aguascalientes el estado más seguro para viajar.

Si desean abordar algún tema o requieren información más específica, no lo duden… ¡Pónganse en contacto!

Anuncios

EL ÚLTIMO MENSAJE…

Prevención ante todo; cuando manejamos despacio, nuestra visión periférica abarca 180°; conforme aumentamos la velocidad, el cono de visión se va cerrando y nuestro punto de enfoque cambia y se aleja al frente; esto, nos impide ver las señales, a las personas y cualquier objeto que de otro modo, percibiríamos no solamente a tiempo de reaccionar adecuadamente en caso de emergencia, sino para darnos cuenta de que hay alguien a nuestro alrededor.

Si contestamos el celular mientras manejamos, sufrimos una especie de ceguera temporal; sin embargo, el peligro puede ser aún mayor, pues cuando mensajeamos mientras manejamos, es como si nos vendáramos los ojos y entráramos en un callejón desconocido y sin salida.

A menos que contemos con un dispositivo de manos libres para evitar manipular el celular mientras manejamos; la mejor decisión, es estacionarnos, descender del vehículo mientras resolvemos el asunto en cuestión, y de paso nos estiramos un poco para retomar el volante con mayor seguridad…

El precio de la fama…

Tal vez el aspecto más difícil en materia de seguridad vial, es proteger al usuario de sí mismo.

El uso indiscriminado de instalaciones destinadas a funciones específicas totalmente ajenas a la práctica de algún deporte o pasatiempo, puede convertirse en una trampa mortal para quienes se atreven a intentar acrobacias espectaculares sin considerar lo grave que puede llegar a ser un descuido.

Entre los grupos vulnerables, eventualmente habremos de incluir a todos aquellos que ponen su mejor esfuerzo en hacer viral un vídeo mostrando al mundo sus extraordinarias habilidades y finalmente lo consiguen…

 

Movilidad segura

México se encuentra comprometido con el Decenio de Acción Para la Seguridad Vial promovido por la Organización de la Naciones Unidas, cuyo propósito es disminuir hasta en un 50% los hechos de tránsito mortales hacia el año 2020 y abatir el índice de traumatismos no fatales derivados de éstos.

Resulta lamentable que se pierdan decenas de miles de vidas anualmente, ya que esto afecta a todos aquellos con quienes estuvo relacionada la persona que fallece; es decir, un deceso afecta a la familia directa de la víctima y trasciende a sus círculos laboral, escolar y social.

Si perder una vida es grave, las lesiones que no resultan fatales lo son más; cada uno de los millones de lesionados que se registran en percances viales anualmente, afectan en mayor o menor grado a sus familias tanto emocional como económicamente, sin importar su poder adquisitivo.

El tema de la seguridad vial es tan complejo, que requiere atención de toda la sociedad, pues educar a la niñez en ese sentido es de vital importancia, lo que será imposible a menos que logremos asumir la responsabilidad que ello implica.

Tenemos el compromiso moral de mantener a salvo a las generaciones por venir; de hecho, la tecnología que hasta hace poco tiempo parecía ficción, ya rebasó la etapa de gestación pues hoy, existen automóviles entre otros artefactos, que han realizado pruebas de vuelo con éxito, lo que a decir verdad más que alentador resulta preocupante.

Si bien las estadísticas indican que es más seguro viajar en avión que en automóvil, corremos el riesgo de que la legislación relativa al uso de las nuevas tecnologías del transporte, no evolucione a la par y entre en conflicto con algunos sistemas de seguridad que hoy salvan vidas más allá de lo imaginable, como sucedió cuando la movilidad segura se volvió un reto debido al advenimiento del automóvil y el consecuente aumento de la velocidad con que podían trasladarse las personas y sus bienes en un ambiente que no contaba con la infraestructura necesaria ni las reglas de operación adecuadas.

Un problema de salud pública…

CONDUCE SIN ALCOHOL CHIHAnualmente, los siniestros viales cobran 1.24 millones de vidas en el mundo y generan entre 20 y 50 millones de lesionados; ésto, representa un problema de salud pública y por supuesto económico que en promedio, afecta hasta el 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB), de países como Australia, Reino Unido, Estados Unidos y México.
Nuestro país, se encuentra comprometido con el Decenio de la Seguridad Vial promovido por la Organización de la Naciones Unidas, cuyo objetivo es disminuir los hechos de tránsito mortales hasta en un 50% para el año 2020 y abatir la morbilidad derivada de éstos, así que mediante un enfoque holístico, proyectamos interactuar con la sociedad en pleno, a fin de crear una conciencia colectiva que promueva la convicción de que juntos, podemos salvar millones de vidas.

¿Cómo afectan a México los hechos de tránsito?

¿CÓMO ACCEDER A UNA GLORIETA?

Actualmente, en México se pierden alrededor de 16 mil vidas al año y el costo derivado de los hechos de tránsito asciende a 150 mil millones de pesos, lo que representa el 1.7% del Producto Interno Bruto de nuestro país que cuenta con aproximadamente 37 millones de vehículos, de los cuales el 72% no cuenta con una póliza de seguro, circunstancia que se traduce en un riesgo extremo si tomamos en cuenta que una indemnización por responsabilidad civil, podría alcanzar cifras millonarias.

familia en moto