El precio de la fama…

Tal vez el aspecto más difícil en materia de seguridad vial, es proteger al usuario de sí mismo.

El uso indiscriminado de instalaciones destinadas a funciones específicas totalmente ajenas a la práctica de algún deporte o pasatiempo, puede convertirse en una trampa mortal para quienes se atreven a intentar acrobacias espectaculares sin considerar lo grave que puede llegar a ser un descuido.

Entre los grupos vulnerables, eventualmente habremos de incluir a todos aquellos que ponen su mejor esfuerzo en hacer viral un vídeo mostrando al mundo sus extraordinarias habilidades y finalmente lo consiguen…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.